¿Cómo hago Marketing de Contenidos?

Inbound Marketing

El mundo de la comunicación está creciendo a un ritmo frenético. Cada día aparecen nuevas maneras de transmitir un mensaje, nuevos canales y nuevos formatos. Esta expansión de los recursos nos vuelve más exigentes: ya no nos basta con un envoltorio bonito, eso ya no tiene mérito, ahora es necesario resolver las dudas y preguntas del usuario antes de comprar un producto. Hoy la guapa de la clase tiene que ser algo más que una cara bonita, ha de seducirnos de tal manera que queramos conocerla de verdad. Parece que el mensaje que Disney se esforzó tanto por inculcarnos hoy encuentra por fin su realización en el mundo digital: la belleza está en el interior.

Pero, ¿qué es exactamente el marketing de contenidos?

El concepto de marketing de contenidos es una adaptación del término inglés Inbound Marketing, que vendría a significar algo así como “marketing entrante”, lo cual tiene sentido, ya que se está convirtiendo, en la mayoría de los casos, en la puerta de entrada de nuevos clientes. La idea es que el consumidor conozca la marca desde una perspectiva mucho más personal y directa que permita la participación y fidelización.

El objetivo del marketing de contenidos es aportar valor, ofrecer al público lo que está buscando. Se trata de comprender a los usuarios y responder a sus necesidades sin pedir nada a cambio.

Los beneficios de comunicar

Diferenciación. Los contenidos pueden ser nuestra herramienta más eficaz para ganar ventaja sobre la competencia. Ofrecer información específica y de calidad nos hará destacar por encima del resto.
Credibilidad. Tenemos la oportunidad de que el público no solo se interese por nosotros, sino que además nos escoja y confíe en nosotros. Es básico cuidar todos los detalles y asegurarnos de que estamos entregando información útil y de calidad, la transparencia es uno de los factores más importantes.
Compromiso. Si trabajamos nuestros contenidos con cariño, el público sentirá que también le tratamos con cariño y respeto y eso engancha. Identifiquemos sus inquietudes, démosles respuesta y querrán quedarse con nosotros para siempre.
Segmentación. El marketing de contenidos se basa en encauzar esa información de manera que llegue a quien nosotros queremos, permite segmentar nuestro público y que la relación con este sea mucho más personalizada. Algunos de los medios para poder canalizar la información son:
  • Redes Sociales
  • Blog
  • Newsletters
  • White papers (PDF descargables)
  • Vídeos tutoriales
  • Webinars

La estrategia de contenidos. Fases

El objetivo es vender, y para vender hay que gustar y para eso hay que conocer muy bien a nuestro público. Es por ello que toda estrategia de contenidos debería contemplar, como mínimo, estas fases:
  • Marcar los objetivos que deseamos cumplir.
  • Hacer un estudio del target al que queremos gustar (edad, lugar de residencia, intereses, etc.)
  • Analizar qué tenemos y qué nos falta.
  • Seleccionar los temas que pueden interesar a nuestro público (investigar cuáles son sus dudas, qué esperan de nuestra marca, quejas, incógnitas que podamos solucionar, etc.)
  • Aprender de la competencia (qué hacen los otros, cómo lo hacen, qué errores cometen, cuál es el valor diferencial que podemos aportar nosotros…)
  • Buscar la sencillez y la honestidad. Mostrar humanidad nos acerca al público.
  • Incluir llamadas a la acción. Obtener un feedback es fundamental para valorar el alcance de nuestras acciones.
  • Medir y evaluar los resultados, detectar puntos débiles, reforzar y mejorar lo que funciona.
Cómo podéis imaginar hay muchas otras preguntas a contestar antes de empezar una estrategia de contenidos en nuestra empresa. Gran parte de nuestro trabajo es realizar ese asesoramiento y planificar el mejor camino para conseguir los resultados deseados.

¡Empieza ahora!