¿Necesita estar mi negocio en las Redes Sociales?

Crear tu marca en internet

Hoy en día, si no estás en Internet, no existes y si no estás en las redes sociales es muy difícil que la gente se tome la molestia de buscarte y, mucho menos, de conocerte. Para una marca es, pues, fundamental que su plan de marketing digital incluya la elaboración de uno o varios perfiles en las redes sociales que mejor se adapten a sus objetivos.

Un estudio realizado recientemente por Adobe revela que el marketing en los medios sociales experimentará un crecimiento muy significativo en los próximos tres años, convirtiéndose en una de las herramientas fundamentales dentro del sector.

¿Cuáles son los beneficios de utilizar las redes sociales como parte del plan de comunicación de tu marca?

Permite actuar en tiempo real. Esta es una gran ventaja con respecto al resto de herramientas, ya que implica estar aquí y ahora, con posibilidad de aprovechar la oportunidad de un momento concreto para lograr una mayor ligazón con el usuario.

Comodidad y agilidad. Se trata de recursos gratuitos en la mayoría de los casos, con una configuración sencilla, lo cual facilita mucho el proceso, ya que no requiere un gran despliegue de medios para lograr unos resultados altamente efectivos.

Contacto directo. Las redes sociales son la parte más humana de la marca, la más social, valga la redundancia. Son la ventana de comunicación directa entre el cliente y la empresa y, por lo tanto, son la vía idónea para generar un clima de confianza y de acercamiento entre uno y otro. Una buena gestión de las redes sociales propiciará el contacto con nuevos clientes y afianzará la relación con los clientes habituales de una manera natural, no invasiva..

Mejora la experiencia del cliente. El tono dialogal y cercano que adopta la marca repercute en la sensación que el usuario se lleva de ella. La relación dinámica e interactiva fomenta la satisfacción del cliente, que poco a poco aumenta su simpatía hacia la marca.

Plataforma para la difusión de contenidos. Ninguna estrategia de marketing de contenidos está completa si no incluye un plan de difusión a través de las redes sociales. Muy a menudo los usuarios no llegarían a los contenidos si no fuese por un buen reclamo colocado en estos medios.

Feedback y medición. Las redes sociales se han convertido en una de las mayores fuentes de información acerca del impacto que tienen las acciones de una marca o, sencillamente, de la opinión general sobre esta. Cuanta más presencia tenga nuestra marca en las redes, mayor será su visibilidad, por un lado, y mayor el número de comentarios, opiniones, quejas o halagos que podremos recopilar para medir la efectividad de nuestras estrategias.

Tipos de redes sociales. ¿Cuál es la más adecuada para tu marca?

El mundo de las redes sociales digitales es inmenso y va en aumento, a pesar de que, inevitablemente, existen algunas que prevalecen por encima de otras y que actualmente están acaparando el mercado. Conviene tener una idea general de cuáles son las diferencias más importantes entre ellas y, sobre todo, cuál es el uso más apropiado de cada una. Sin duda, todo dependerá de cuáles sean nuestros objetivos: ¿mejorar la visibilidad de la marca? ¿Aumentar el tráfico hacia los contenidos del blog? ¿Conseguir fidelización? Del mismo modo, habrá que tener claro a qué público queremos dirigir nuestro mensaje, ya que eso también influirá en el tipo de plataforma en la que vamos a actuar: no se trata de elegir la que más nos guste, sino la más utilizada por nuestro público objetivo. Una vez que tengamos esto claro, podremos escoger cuál es la red social que mejor encaja con nuestro plan.

Facebook

Es la red social por excelencia, con mayor cantidad de usuarios. Permite entablar relaciones sostenibles y duraderas y, por lo tanto, contribuye a la fidelización de los clientes y, a la larga, a fomentar la compra. Lo adecuado al tratarse de una empresa o marca es crear una página o fanpage en lugar de un perfil, a la que se pueden asignar varios perfiles como moderadores/administradores. A través de esta, se pueden publicar infinidad de contenidos, galerías de imágenes, actualizaciones, sin límite de caracteres. Destaca, además, por su enorme alcance viral. Los botones “compartir” y “me gusta” pueden lanzar los contenidos de tu marca y llegar rápidamente a miles de usuarios. Esto puede ser una gran ventaja o un inconveniente inesperado, ya que corremos el riesgo de que un comentario desafortunado multiplique su alcance en cuestión de minutos, poniendo en peligro la reputación online de la marca. Las páginas de Facebook contemplan la opción de “invitar a amigos”, lo que incrementa el movimiento del negocio. Al mismo tiempo, esto permite una mayor segmentación del público al que deseamos llegar. Un buen recurso para las campañas de Facebook es lanzar preguntas abiertas, a fin de estimular la conversación e invitar a la acción.

Twiter

Es un servicio de micro-blogging que permite compartir información en tiempo real, con una limitación de 140 caracteres. En lugar de potenciarse la relación, se potencia la información. Es una excelente herramienta de autopromoción, que, bien utilizada, puede ayudarnos a encontrar nuevos clientes, generar más ventas y ganar en reputación. Es el canal ideal para dar respuesta rápida a usuarios y seguidores. La interacción es mucho más ágil y dinámica. Además, es una buena plataforma para el networking, ya que posibilita el contacto con otras empresas y profesionales del sector para el intercambio de ideas y de información. Del mismo modo, se convierte en una fuente constante de información de actualidad y tendencias que nos ayudará a estar al día y evaluar los gustos populares. En Twiter la clave está en encontrar el equilibrio perfecto entre enlazar contenido propio y contenido ajeno, buscando la alianza con los perfiles más influyentes.

Google+.

Su funcionamiento es muy similar al de Facebook con el añadido de que se trata de una web vinculada a Google, lo que puede suponer una mejora ostensible en cuanto al posicionamiento SEO, a pesar de que no acaba de tener muy buena acogida entre los usuarios.

Linkedin.

Es la red social más profesional, en tanto que su objetivo primordial consiste en conectar empresas con trabajadores o emprendedores. Aun así, Linkedin puede ser también una fuente de tráfico muy útil, con una segmentación del público muy precisa y una clara orientación a la generación de negocio. Permite también participar en foros y debates, adquirir nuevos conocimientos a través de otros profesionales del sector y encontrar proveedores, clientes y empleados. La dinámica habitual en Linkedin consiste básicamente en publicar noticias, consejos de productividad o artículos relacionados con temas de empresa y liderazgo.

Pinterest.

Es la red social que más y mayores ventas produce a día de hoy. Es perfecta para negocios online tipo e-commerce y para empresas con un contenido muy visual. Se trata de una red abierta en la que lo que se comparten son imágenes, con lo que la creatividad y originalidad juegan un papel determinante. Puede constituir un gran refuerzo de la estrategia SEO: si la imagen gusta, será “repinneada”, con lo que el alcance viral irá aumentando poco a poco y, si está convenientemente enlazada a nuestra web, el volumen de tráfico que se generará será considerable. Por otro lado, puede funcionar como un buen termómetro para calibrar los gustos de nuestros clientes, que muestran sus preferencias con cada pin, ayudándonos a guiar la estrategia de nuestra empresa. Además, no hay que olvidar que Pinterest es una fuente inagotable de inspiración: es una especie de cajón infinito de imágenes en el que podemos encontrar la chispa que necesitamos para desarrollar nuevas ideas.

Evidentemente, cuantas más redes sociales podamos dominar, mejores serán los resultados, pero es importante tener en cuenta que todas ellas deben ser tratadas como canales de comunicación con nuestros usuarios. Es decir, que lo que se inicia al crear un perfil o una página en una red social es una relación, que habrá que cuidar, ofreciendo siempre calidad por encima de la cantidad.

¡Empieza ahora!